Habitación 450 / Room 450, 2008
Pinturas sobre papel de algodón
Técnica mixta: Gouache, pastel, collage, tinta china, grafito

 

A 494142
“Miguel” 70 x 150 cm., 2008

Javier Moscoso escribió —y yo no sabría expresarlo mejor— que en mi exposición, Habitaciones sin número, «se llega al extremo incluso de eliminar a los testigos de esa carga inefable de sufrimiento y angustia. Más aún, la ausencia de numeración excluye cualquier forma de asignación unívoca de un dolor que no está representado. La sensación se oculta bajo el frío anonimato de lo que debió ocurrir, de lo que pudo pasar o de lo que debió ser». Ahora, en Habitación 450 ocurre lo contrario. La narración se refiere a mi hijo, a un espacio concreto donde se gestan emociones complejas y se borran las fronteras entre lo físico y lo psíquico, entre el cuerpo y el alma.

Rossana Zaera. Le traje mariposas“Le traje mariposas” 70 x 150 cm., 2008

No hay nada más angustioso que esperar el resultado de unas pruebas clínicas cuando se trata de un ser querido, y saber que no hay manera de acelerar ese tiempo de la incógnita. En ese ritual de esperas se encuentran las semillas que meses mas tarde germinaron en los dibujos y pinturas de esta exposición: secciones de la médula espinal, neuronas, sistema nervioso, una carta, Miguel en la habitación. Imágenes que narran la angustia y la esperanza y transitan entre la realidad y los deseos.

R.Zaera.La realidad“La realidad” 35 x 100 cm., 2008

Javier Moscoso wrote, and I couldn’t say it any better, that my last exhibition, Rooms without numbers, “Goes to the extreme, even eliminating the witnesses to this ineffable burden of suffering and angst. Even more, the absence of numbers excludes any form of singular assignation of a pain that is not represented. The feeling is hidden under the anonymous cold of what must have happened, what could have happened, or what could have been.” Now, in Habitación 450,(Room 450) the opposite occurs. The narrative refers to my son, to a concrete space where complex emotions are formed and the boundaries between the physical and the psychic, between body and soul, are erased.

R.Zaera.El deseo“El deseo” 35 x 100 cm., 2008

Nothing is more distressing than waiting for the results of a loved one’s clinical tests, aware that there is no way to speed up the period of not knowing. In this ritual of waiting, the seeds sown sprout months later into the drawings and paintings of this exhibition – sections of the spinal cord, neurons, the nervous system, Miguel in the room. Images that narrate the anxiety and hope, and oscillate between reality and desires.

R.Zaera.A sus piés“A sus pies” 70 x 150 cm., 2008

R.Zaera.Boceto de La espera y La espera, 2008La esperaBoceto y “La espera” 100 x 70 cm., 2008

A 494131

“Bajo la noche” y  “A los pies de la noche” 100 x 70 cm., 2008